Historia 10. No hay una política integral y democrática de seguridad frente al delito   ¡Actualizado!


Compártelo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elio mató a Juan, a María y a otras 5 personas. También perdió a su hija, en un accidente con un arma de su propiedad. El Presidente Chávez señaló, en 2012, que “…de los 10 países con las tasas de homicidio más altas en el mundo, 8 son latinoamericanos y Venezuela es uno de ellos”. Eso significa que las historias de Juan, Elio y María se repiten por decenas de miles, anualmente, en el país. Para enfrentar ese grave problema, el Estado ha diseñado políticas públicas de gran envergadura, desde 2006. La Red de Apoyo por la Justicia y la Paz ha formado parte de todas ellas: llevamos la Secretaría Técnica de la Conarepol (2006), la Secretaría Ejecutiva de la Codesarme (2011 y 2012) y nuestros equipos aportaron a la construcción de la Gran Misión A Toda Vida Venezuela. Lo hicimos, porque creemos en el protagonismo popular y en la corresponsabilidad Estado-Sociedad para mejorar la situación de los derechos humanos en el país. Esas tres líneas de acción, convocaron a la participación del pueblo para su construcción, realizaron diagnósticos sofisticados y elaboraron objetivos y procesos consistentes con los derechos humanos, para atacar, de raíz, el problema de la inseguridad frente al delito. Sin embargo, hoy, tristemente, debemos decir que no se están aplicando.

Cada nuevo ministro le pone un nombre a su gestión con algún operativo efectista y clasista (Patria Segura, OLP, OLHP, etc), dejando de aplicar las políticas estructurales que el propio Estado construyó. En las 9 historias anteriores, hemos contado cómo las omisiones del Estado facilitan la violencia homicida por armas de fuego. Por eso insistimos en señalar que a Juan lo mató Elio, pero también, y sobre todo, los decisores políticos que se niegan a aplicar políticas coherentes, permanentes y democráticas de seguridad frente al delito, entre ellas la que se deriva de la Ley de control de municiones, armas y desarme, que impulsó el Presidente Chávez.

 

¡Queremos consistencia en la aplicación de políticas integrales y democráticas de seguridad frente al delito y el reimpulso de la política de control de municiones, armas y desarme!

Servicio de Comunicación / Red de Apoyo por la Justicia y la Paz redapoyojusticiaypaz@gmail.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *